dimecres, 24 de maig de 2017

Don Juan Manuel                 El Conde Lucanor
Cuento II           Lo que sucedió a un hombre bueno con su hijo

Un dia el Conde Lucanor quería hacer una cosa, pero no sabía lo que podía opinar la gente y  pidió ayuda a Patronio. Éste le dijo que él no era el más indicado y que otra persona le podría ofrecer mejor ayuda. Su consejero le contó una historia que trataba de que un hijo y su padre poseían una tienda. El padre siempre quería arriesgarse a probar nuevas cosas, en cambio el hijo siempre miraba la parte negativa y nunca quería experimentar nuevas ideas. El padre, cansado de que nunca pudiera descubrir nuevas cosas, decidió hacer un experimento con su hijo.

El día siguiente, el padre y el hijo se fueron con un burro y unas cargas a un lugar. De camino se cruzaban con gente. Con cada persona que se cruzaban, éstas los criticaban. Recibían las críticas por llevar el caballo repleto de cosas y porque el padre no se esforzaba ni trabajaba y el hijo se encargaba de todo, o a la inversa. Con cada crítica, el padre y el hijo se iban cambiando de cargo, pero después de haberse cambiado pasaba otra persona y les volvía a criticar.  El niño hacía caso a las críticas y entonces obedeció esas críticas hasta que el padre decidió decirle a su hijo que habían salido de casa de una manera, a lo que el hijo respondió que le parecía bien. Pero luego iba pasando la gente y el hijo obedecía sus órdenes. El padre también le advirtió de que hagas lo que hagas siempre hay alguien que te va a criticar.

Cuando el consejero del conde acabó de explicar la historia le dijo que hiciera lo que a él le viniera mejor, o lo que le apeteciera,  ya que siempre habrá alguien que se dedique a criticar.

MORALEJA: si no se hace daño a nadie, es mejor que cada persona haga lo que quiera, aunque sea criticado. Hagas lo que hagas también lo serás.



CUENTO II ACTUALIZADO
Había una vez un perro y un gato, ellos dos estaban enamorados, pero no sabían qué hacer ya que tenían miedo de lo que la gente pensara. Un dia los dos desesperados se lo contaron a un amigo, ese amigo les dijo: yo de estos temas no tengo mucho conocimiento, la verdad, ya que nunca me ha pasado algo así, pero os voy a contar una historia que a mi me contaron hace ya mucho, la historia empieza así: Había una vez un perro padre y su hijo, ellos vivían en la calle, un dia decidieron ir a buscar un hogar pero no sabían cómo llevar las cosas y cojieron a un burro y lo cargaron con todo lo que tenían, los animales que iban cruzando soltaban alguna crítica, unos decían que pobre burro que lo llevaba todo y ellos no hacían nada, otros que pobre perrito que lo hace todo y su padre no hace nada y  otros que pobre padre que lo hace todo y su hijo nada, cada vez que la gente les criticaba obedecían las críticas, ya que el hijo se lo decía al padre, hasta que dado un momento el perro mayor es decir el padre le dijo a su hijo, estamos cambiando todo el rato por lo que dice la gente, y  aún así hay gente que sigue criticando. Cuando el amigo acabo la história les dijo que hicieran lo que quisieran, y que se guiaran por el corazón, ya que siempre habrá gente que hagas lo que hagas te va a criticar, ya que nunca se puede hacer feliz a todo el mundo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada